Annalisa Campbell - 2015 - EE.UU.

IMG 1417


Annalisa Campbell es una artista norteamericana, natural de Oklahoma, EEUU, que desde hacía tres años estaba interesada en asistir a nuestra residencia de grabado electrolítico, pero algunos asuntos familiares se lo impidieron. Sin embargo, este año 2015 hizo realidad su sueño y durante tres semanas del mes de julio ha estado iniciándose en el grabado electrolítico.

Annalisa es una artista con mucha experiencia. Experta en el grabado sobre madera (xilografía), imparte clase a niños y jóvenes en su taller-galería Brayer & Brush, en Oklahoma City, y aunque no practicaba desde hacía treinta años el grabado tradicional sobre metal, pronto pudo hacerse con la técnica. Su marido, Bruce Campbell, la acompañó, y aunque él no es un artista, es muy hábil con sus manos y pudo ayudarla realizando los trabajos que, aunque más duros, son fáciles de realizar: cortar algunas planchas, instalar las tiras de contacto, desengrasar las planchas, e incluso entintarlas para hacer copias. Una ayuda estupenda para Annalisa, que pudo concentrarse en su creación. También fue de gran ayuda para mí, pues estuvo sacando fotos mientras Annalisa y yo trabajábamos.

Seguimos el programa previsto practicando grabado de líneas sobre barniz duro y micropunto con mordida abierta para las zonas tonales, trabajamos el barniz blando con tinta de grafito y, también, una técnica que le gustó mucho: grabado electrolítico pasivo sobre planchas de zinc, para obtener mordidas profundas. Tenía intención de realizar unos dibujos para ilustrar unos textos de su hijo, pero al final decidió inspirarse en las vivencias experimentadas durante la residencia, manifestando su sorpresa y fascinación por las diferentes plantas y pájaros que eran nuevas para ella, como se puede ver en sus grabados.

Tuvieron tiempo de dar algunos paseos por la isla. Hicimos una excursión al Roque Nublo, un hito para los canarios. Este paseo lo dimos con un grupo de amigos con los que normalmente hago senderismo, los cuales eligieron esta ruta para ellos. Después estuvimos comiendo en Las Lagunetas y acabamos el día charlando en el jardín de mis amigos. También visitaron la isla de Tenerife, se alojaron en La Laguna, una histórica ciudad con muchos palacios, iglesias, centros de arte y con un animado ambiente en sus calles peatonales. Subieron al pico del Teide, y visitaron Icod de los Vinos para ver el Drago, uno de los árboles más antiguos de las islas.

Espero que pronto tengan oportunidad de instalar una unidad de grabado electrolítico en Brayer & Brush.


Paseo por el Roque Nublo

Ruta Roque Nublo


Fotos de Taller por Bruce Campbell

Grupo-fotos-taller-A-Campbell-II


Annalisa Campbell informa sobre la residencia

Cuando empecé a investigar sobre Residencias de Arte hace tres años, descubrí que cada residencia tenía su propia "personalidad" y objetivos. Busqué una residencia con criterios que se ajustasen a mis propósitos: 1) Espacio y tiempo para centrarme únicamente en la energía creativa y mi trabajo personal. 2) La disponibilidad de un artista e instructor. 3) Orientado al grabado. Encontré que, ¡la Residencia-taller de Grabado Electrolítico de Alfonso Crujera se ajustaba perfectamente a mis propósitos!

Desde el principio esperaba tener una excelente instrucción y tener la oportunidad de aprender y experimentar el proceso de grabado electrolítico. Como artista de la enseñanza, que desarrolla muchas posibilidades de exploración para los estudiantes de arte, habían pasado varios años desde que estuviera centrada totalmente en mi propio arte y en mi amor por el grabado. Por lo tanto, estas expectativas se cumplieron desde el principio.

Para lo que yo no estaba preparada era para las amistades que se han desarrollado, para toda la vida, a través de la hospitalidad de Alfonso y su familia. Su generosidad de espíritu, su hogar, sus amigos, y la hermosa isla de Gran Canaria han añadido una dimensión a mi residencia que nunca esperaba.

De vuelta a Oklahoma no sólo he traído nuevos conocimientos, tan bella y pacientemente instruidos por Alfonso, también ¡una renovada y creativa energía! Estoy ansiosa por preparar mi estudio Brayer & Brush en la ciudad de Oklahoma, para continuar explorando todas las posibilidades del grabado electrolítico. Incluso cumplir con otro sueño vital: la ilustración de libros infantiles, donde por primera vez descubrí y me enamoré de las imágenes grabadas.


Grabados de Annalisa Campbell

04 El alma de Amparo
01 Burro y pincel
02 Ritmo canario
03 Beso monarca
05 Danza del mar
06 Dueto
07 Ropa tendida
08 Primera vista
09 ¿Sobrio?

Residencia de Arte – Taller de grabado electrolítico, por Bruce Campbell

Cuando Annalisa decidió asistir a esta residencia con Alfonso Crujera, lo vi como una gran oportunidad de comenzar mi jubilación con un retiro de un mes en una isla preciosa. Este mes fue eso, y mucho más.

Ciertamente, yo esperaba aprender lo suficiente sobre el equipo y el proceso para ayudar a Annalisa a instalar la unidad de grabado electrolítico en su estudio. Lo que no esperaba era estar tanto tiempo trabajando, junto a Annalisa en el estudio, como un residente más. El proceso es fascinante, y la energía creativa de Alfonso y Annalisa hizo que fuera una experiencia muy especial.

Hacía mucho tiempo que no me implicaba tanto una experiencia tan creativa y práctica  . Recomendaría esta residencia a cualquier artista que se tome en serio el desarrollo de su obra en el área del grabado-electrolítico, y a cualquiera que esté dispuesto y sea capaz de acompañarlos como un "asistente de taller."

La experiencia cultural adicional fue increíble. Ver Gran Canaria y Tenerife, y no como un turista, sino como el invitado de unos anfitriones muy amables y de nuevos amigos, fue una oportunidad única. Además, los magníficos paisajes, la maravillosa comida y el vino, así como, el clima templado hicieron una combinación perfecta. Me sentí  capaz de salir de la rutina y de los horarios, que tan fácilmente terminan ocupando nuestras vidas, y de refrescar por completo mi mente y espíritu en las Islas Canarias. Gracias a Alfonso, Amparo, Lluvia, y a los muchos amigos nuevos que hicimos en Gran Canaria!


© Alfonso Crujera 2014